Chile

Orígen: Villa La Angostura (11:30h)           
Destino: Puerto Varas (18:30h) 
Km: 243.2          Tiempo: 4:11h      Consumo: 5.2 l/100Km
Alojamiento: Hostal Carla Minte 40000 CLP

He entrado en un cículo vicioso que he de romper de alguna forma. Por la noche llego cansado o con el tiempo justo de ir a cenar y no me apetece escribir el resumen del día. Sí me aptece, pero no me sale. Escribir no es sólo escribir, es también vaciar las camaras y cargar las baterías. Como no lo hago por la noche, lo hago por la mañana y entonces pasa que acabo saliendo al medio día y o me toca darme una aliza o no llego donde quiero llegar. Hoy el plan es hacer noche en Chiloé, pero visto las horas que salgo, me conformo con hacerla en Puerto Varas o Puerto Montt. Otra cosa es que está claro que he de cenar más ligero o me paso la noche dando vueltas y no descansando lo que toca.

Así pues, después de escribir la entrada de ayer pero sin haber descargado todas las fotos, me pongo en marcha para abandonar Argentina. Tengo ganas de pasar a Chile, aunque la previsión es de lluvias.  Voy a cruzar por el paso Cardenal Samoré, el segundo más transitado después del de Libertadores por el que tengo intención de volver a Argentina en enero. Para llegar a la frontera hay una preciosa carretera de curvas que sube de los 780 msnm a los 1305 msnm en los que se encuentra la frontera. Si bien la aduana y el control de pasaportes estan a unos 20km en ambos lados.

La primera imagen que me llevo de Chile me asusta. Un gran bosque de árboles secos aparecen tras la primera curva chilena. Menuda decepción! Si lo sé me quedo en la ruta 40. Pero a medida que avanza la carretera, el verde vuelve a poblar la vera de la carretera. Un verde mucho más majestuoso que el argentino, que a cambio tenía mayo variedad cromática. Arboles gigantes y helechos enormes abundan en todo lo que alcanza la vista. Tambien hay eucaliptus que perfuman el aire. Me recuerda a los bosques gallegos por los que hace unos años hice el camino de Santiago, pero mil veces más vastos.

Pasada la frontera, la lluvía ha hecho acto de presencía y parece que mi traje de agua no se comporta igual que bien que en Argentina y esta vez no auyenta la tormenta. Es una lástima que esté el clima así. No por mojarme, con el traje apenas lo noto, ni por la inseguridad del piso mojado, la carretera está muy bien asfaltada y ya no soy de correr, si no por la nieblina baja que esto provoca y que impide contemplar el paisaje como se merece. Si ayer me declaraba fan de la ruta 40, hoy no puedo hacer menos con la ruta 225 chilena. Buenas curvas, buen asfalto y el volcan Osorno a tu vera, todo y que no se ve.

En lo que más bien parece un paseo dominical, llego a Puerto Varas. Puerto Varas es la típica ciudad de costa a 56 msnm. Sí, de costa, aunque no con un mar sino con el lago Llanquihue. Y esto lo sé por el mapa, porqué si te acercas a su costanera y te dicen que estás en la Costa Brava , te lo crees!

Hasta Puerto Montt quedan unos 20km y hasta Pargua, donde se coge el ferry para cruzar a la isla de Chiloé, unos 80km. He cometido el error de sólo ponerme la chaqueta del traje de agua y llevo el culo mojado. Así que voy a volverme a proponer lo que hasta ahora no he cumplido. Hago noche aquí y mañana salgo pronto. Puedo estar en Pargua sobre las 10:30h y así estar en Chiloé a las 12h. Bajar hasta Castro, comer un poco de marisquito y volver a estar de vuelta al continente por la noche. Martes me llego a Osorno y cambio cubiertas, miércoles Pucón que dan sol y jueves rumbo Santiago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s