Riga

Origen: Tallin (11:30h)           
Destino: Riga (18:25h)
Km: 363.1         Tiempo: 5:49     Consumo: 5.6 l/100Km
Alojamiento: Rixwell Old Riga Palace Hotel 42 EUR

Cada mañana me cuesta más levantarme y mañanas como hoy me apetece estar en casa y quedarme el día en el sofá viendo la última temporada de Narcos. Pero no hay otra, toca ponerse en marcha si no quiero volver a tener que hacer las maratones de kilómetros que hice los primeros días.

Confiado en que ya estoy más al sur, ayer pase calor al llegar a Tallin, le quito todas las capas al traje de moto, lo que acabo siendo un error, y me pongo en marcha. Voy rumbo Riga y lo más rápido es pillar la “autopista” 4 que baja recto y en poco más de tres horas estoy ahí. A los pocos kilómetros estoy aburrido de la autopista, una carretera de doble sentido recta y sin nada con que distraerse. Hace mucho aire, lo que menos me gusta cuando voy en moto después de las tormentas a más de 4000msnm. No llega al aire del sur de Argentina, pero no es nada cómodo conducir con estas rachas de viento y las turbulencias que provocan los camiones que me cruzan en sentido opuesto. Reviso el GPS y buscos carreteras secundarias que me lleven en el mismo sentido y vaya sin son secundarias! Me meto por carreteras sin asfaltar, pistas de ripio y caminos angostos, algunos sin salida, otros que me llevan a maravillosos lugares. Cruzo Estonia por las zonas más rurales, entre campos de cereal y pastos para las ganaderías. El día se ha vuelto feo, está gris y hace frío, pero dejo Estonia feliz por haber escogido esos caminos, caminos que no hubiera escogido con certeza si hubiera hecho este viaje en 2014, cuando lo planeé por primera vez.

La llegada a Riga se me hace pesada. Todo y que la intención era pasar de largo, estoy helado y he buscado un hotel en el centro histórico para, ya que paro aquí, poder explorar un poco la ciudad. Para llegar al centro hay que atravesar toda la ciudad y eso supone comerse un buen atasco y un montón de semáforos. No sé si es el día gris, que hace más frío que ayer o que yo estoy más cansado, pero el centro de Riga, aunque hermoso, me deja como el día, frío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s