Montenegro

Origen: Theth (9:30h)           
Destino: Dubrovnik (18:45h) 
Km: 291.8         Tiempo: 6:21            Consumo: 5.5l/100km    
Alojamiento: Sunset Beach Apartment 96 EUR

Me he quedado sin ver el blue eye pero es una caminata de unas 3 horas de ida más otras 3 de vuelta desde Theth. Acercándome con la moto se reduce a una de ida más otra de vuelta, pero, aún así, implica quedarme otro día en Theth, cosa que por un lado estaría encantado si no fuera por que la previsión para mañana es de lluvia y me da pereza conducir bajo la lluvia ahora que mi traje de agua no tiene la impermeabilidad que solía.

Como me dijeron ayer, son solo 16km de pista hasta llegar al asfalto. Lo que he descubierto mientras cargaba la moto es que iba a haber más tráfico del deseado: es la vía fácil de acceso a Theth y mucha gente llega a Theth caminando desde Valbona y luego contrata un coche que le lleve de vuelta a Shkodër. El tráfico en sentido contrario también es mayor del deseado pero por suerte me los cruzo en zonas cómodas. La llegada del asfalto mejora el piso, pero no hace la carretera más ancha o menos transitada. Aún así, las vistas del valle hace que sea una carretera increíble para ir en moto. Voy a echar de menos las montañas malditas, un imperdible si visitas Albania. 

Mi objetivo en Montenegro es Kotor. Situada en una increíble bahía de la costa Dálmata se puede llegar por la costa o cruzando el parque nacional Lovcen que es la ruta que yo hice. Lo bueno de llegar por esa ruta es que te encuentras con la imagen de postal de la bahía y las diferentes ciudades que pueblan la orilla; lo malo es que la carretera de acceso des del alto apenas hará los 3 metros de ancho y todos los autobuses de tours suben/bajan para traer a los turistas a observar las vistas, lo que crea unas caravanas importantes cuando dos coches se cruzan.

Kotor es preciosa: una ciudad medieval amurallada a los pies del mar. La bahía es idílica y sería el lugar ideal para pasar la noche si no fuera por que también es la ciudad más turística de Montenegro y esta llena de cruceristas y autobuses de viajes organizados. Es completamente agobiante, con lo que después de un paseo rápido por la ciudad amurallada sigo rumbo a Drubovnik. Seguramente habría sido más económico encontrar algún sitio intermedio para pasar la noche, pero la idea de hacer dos noches en el mismo sitio, quedarme en casa si llueve como se prevé y no tener que ir siempre cargado y corriendo, me apetece!

Las montañas malditas

Origen: Shkoder (8:30h)           
Destino: Theth (13:00h) 
Km: 81.4         Tiempo: 3:04            Consumo: 8.5l/100km    
Alojamiento: Hotel Gurra 25 EUR

El plan de hacer dos noches en Theth para verlo todo se fue al garete ayer no llegando a dormir ahí. Estoy a sólo 80km pero depende cómo sea la pista eso son de 4 a 5 horas de camino. Aún así, si me pongo en marcha pronto igual me da tiempo de ver la cascada de Grunas y el Blue Eye. Eso sí, antes de dejar Shkoder hay una parada que quiero hacer: el Ura e Mesit (puente de Mesi y no, no por el nombre)

La montañas malditas (Bjeshkët e Namuna) reciben su apodo por la cantidad de sangre derramada en las guerras pasadas. No han sido nunca conquistadas según cuentan en los últimos dos milenios y es que la zona se las trae! Son una de las zonas más pobres de Albania y por ende de Europa pero son un regalo para los sentidos. Si ayer dije que la SH31 había sido la pista más exigente que había hecho hasta ahora, me desdigo y digo que la de hoy lo ha sido! Han sido 80Km de subidas y bajadas, de rocas sueltas de granito y cuando el firme mejoraba empezaban los baches. Eso sí, es posiblemente la carretera con mejores vistas que he hecho en mi vida y eso es mucho decir! La pista va siguiendo y cruzando los ríos de la zona, del agua más cristalina que hayas visto jamas, con sus rápidos y su pozas que tientan a parar la moto y tirarte en ellas. Si te quieres saltar la pista, hay una forma más fácil de llegar: una carretera asfaltada, la SH21, que llega a 15km de Theth, de ahí si toca pillar pista.

Llego a Theth reventado pero con tiempo de hacer la excursión a la cascada de Grunas. Es una horita de ida y otra de vuelta, pero vale la pena y el bañito, de agua helada, me deja como nuevo. Hoy caeré rendido sin duda!

20190917-Theth-184120190917-Theth-1843

SH31

Origen: Kukës (09:15h)           
Destino: Shkoder (18:30h) 
Km: 282.9         Tiempo: 7:28            Consumo: 6.2l/100km    
Alojamiento: Hotel Floga 15 EUR

El plan es llegar a Theth, a las montañas malditas. Lo más rápido sería pillar la SH5 directo a Shkoder, pero lo más rápido nunca ha sido mi objetivo, aunque a veces debería. La idea es ir hacía el sur, por la SH31 y así volver a subir siguiendo el TET.

La SH31 es más revirada que la SH5 pero sigue siendo una carretera, con lo que debería darme para llegar a mi objetivo. Sí, es una carretera, pero sin asfaltar! Y empieza mal, con un precipicio a la derecha. Por suerte el precipicio desaparece pronto, pero el piso no mejora. Es una pista ancha, pero de mucha piedra suelta lo que la hace realmente exigente a nivel físico. Me recuerda en parte al trampolín de la muerte en Colombia, con la diferencia que eso fueron 50km y esto han acabado siendo casi 120km!! Mi felicidad al pisar de nuevo el asfalto, roto y con enormes agujeros que salen de la nada pero asfalto al fin, es enorme. Tanto es así que al pasar por un merendero decido parar y comer de plato, cosa que no suelo hacer en cuando voy en ruta. 

Con la barriga llena, la tarde se afronta de otra manera, así que me siento con fuerzas de seguir el TET en lugar de continuar por asfalto, aunque ya he renunciado a llegar a Theth y me conformo con acercarme lo más posible. Mi gozo en un pozo! Se veía en el GPS pero quise creerque habría una alternativa pero no. El TET cruza un pantano y a no ser que lleves un bote hinchable donde cargar la moto es imposible seguirlo. Me doy media vuelta y voy a buscar la SH5, ains si la hubiera pillado des del principio!!

Con los últimos rayos de luz llego al hotel en Shkoder. Una lástima no haber encontrado un sitio mejor para ver la puesta de sol ya que el cielo tiene unos colores brutales. Mañana finalmente, las montañas malditas!

Un dia (legal) en Kosovo

Origen: Trnica (10:30h)           
Destino: Kukës (18:06h) 
Km: 357.8         Tiempo: 5:52            Consumo: 4.6l/100km    
Alojamiento: Hotel Gjallica 25 EUR

Voy a ser legal y voy a entrar a Kosovo por Glloboçicë no sea que luego tenga problemas a la salida del país. A ver cuanto me cuesta llegar a Prizren y según vea me quedo ahí o miro de llegar a dormir a algún sitio en Albania. El rodeo para ser legal es laaaaargo y aburrido y además más caro. La carta verde no incluye Kosovo y me he de sacar un seguro en la frontera. Son 10€ por 15 días a pagar en efectivo y yo no llevo más que 400 dinares macedonios (unos 6€). Por suerte le caigo bien al tipo que vende los seguros y me coge 300MKD y pone el 5€ de su bolsillo; quiero creer que al final todo volverá al mismo bolsillo, pero igualmente, gracias!

20190915-kukes-1756

De Kosovo me interesa ver Prizren y poco más y con esa idea me había preparado el track. Empiezo marcha con la mosca detras de la oreja: las señales me marcan 80Km y la única opción es por autopista. Yo juraría que estaba mucho más cerca y era una carretera local. Pues sí, no he revisado el track y sin darme cuenta estoy yendo a Pristina en lugar de Prizren. Empiezo a maldecir el haber entrado de legal: me toca comprar seguro y encima me pierdo!

20190915-kukes-1754

Después del rodeo, llego a Prizren sobre las 15:30h. La primera impresión: no me gusta! Supongo que vengo condicionado por el tiempo perdido en mi despiste, pero es una ciudad más grande lo que esperaba y el centro histórico, de nuevo patrimonio de la humanidad, esta lleno de gente paseando y tomando algo. Me recuerda un poco a Sarajevo, con sus mezquitas y su zoco al margen del rio y sus heridas de guerras recientes bien visibles. Supongo que, como Sarajevo, si le hubiese dado una oportunidad si me hubiera conquistado, pero después de un rápido paseo por lo más destacado de su patrimonio estoy deseando salir de ahí y llegar a Kukës a dormir.

20190915-kukes-1759

Mi idea es cruzar por el paso entre Dragash y Krushevë en las montañas por las que ayer entre de ilegal. Aunque google la marca como menor y el gps como un camino, cosa que me asusta un poco, resulta ser una preciosa carretera nueva, bien asfaltada, llena de curvas sobre las montañas. El único problema es que ese paso es sólo para locales de la zona y yo no lo soy. El policía de la frontera, muy amablemente me dice que de ir por la que está un poco más al norte, en la autopista, y que ni se me ocurra ir por Restelicë que si no estaré ilegal y eso esta muy feo y me puede traer problemas; suerte que finalmente crucé por donde tocaba!

De ilegal en Kosovo

Origen: Ohrid (09:55h)           
Destino: Trnica (17:19h) 
Km: 210.1         Tiempo: 4:44            Consumo: 5.7l/100km    
Alojamiento: Hotel Korab Trnica 35 EUR

No he dormido nada, el café parece que no era descafeinado. Aprovecho que estoy despierto para ver lo que ayer no pude de Ohrid. La que fue capital del imperio Búlgaro, conocida también por ser la primera universidad de los Balcanes y el monasterio eslavo más antiguo, hoy es la única ciudad patrimonio de la humanidad de Macedonia. Da gusto recorrer sus calles empedradas a primera hora, antes de que lleguen los turistas, aunque me quedo sin poder entrar en las numerosas iglesias y ver los impresionantes frescos que esconden.

De Ohrid salgo rumbo norte al parque nacional de Mavrovo. La carretera va paralela al rio Radika, y es una delicia: curvas con buen asfalto y un paisaje verde, con monasterios y pueblos escondidos entre los arboles.

Mi idea es cruzar a Kosovo por una pista entre Volkovija y Restelicë, pero no tengo mucha información al respecto. Lo que he encontrado no me ayuda a planear muy bien la ruta: he visto que unos españoles lo hicieron hace tres años y su track en wikiloc dura 17h; también he encontrado una entrada en dangerousroads que parece que sea imposible de atravesar. En poco mas de dos horas, parando a hacer fotos, volviendo para atrás y para adelante, me planto en Volkovija y la verdad que son sólo 80km más hasta Prizren (Kosovo) pero con tan malas referencias me pillo hotel en Trnica y voy a explorar la pista sin carga.

Soy un cagón! La pista es una maravilla, justo como a mi me gustan: anchas, sin un precipicio al lado. En poco más de media hora estoy en la frontera, una frontera como las que a mi me gusta, sin policía, ni controles, ni egos raros. Quizás la parte complicada sea en Kosovo? Sigo subiendo las montañas ya en Kosovo y de complicaciones nada! Podía haberme pillado las cosas y haberme ahorrado la noche extra en Macedonia. No acabo la pista, me quedan los últimos 5Km de bajada hasta Restelicë, pero no pintan mucho más complicados que lo que he hecho hasta ahora. El dilema va ser mañana: entro a Kosovo de ilegal por la pista o doy un rodeo del triple de kilómetros para entrar por el paso habitual? Si entro por la pista, tendré problemas para salir sin haber registrado la entrada?

Macedonia (del norte)

Origen: Përmet (09:20h)           
Destino: Ohrid (17:55h) 
Km: 285.5         Tiempo: 5:21            Consumo: 5.7l/100km    
Alojamiento: Bitrak Guest House 20 EUR

El TET en Albania continua por el interior rumbo a las montañas malditas pero estando tan cerca de Macedonia, ahora del norte, y con lo que me gusta su bandera, no puedo resistirme a la idea de cruzar la frontera y ganarme el derecho a llevarla en mis maletas.

Improvisar la ruta no se me esta dando muy bien en Albania, ya van dos veces que me toca dar la vuelta. Buscando un punte muy fotogénico que he visto al que he llegado es a uno colgante, que me ha traído recuerdos del que cruzaba en Semana Santa en el pueblo para comer la mona, pero que no tengo muy claro que aguante nuestro peso. Sigo rumbo Korçë por la carretera “principal”; una carretera revirada entre bosques y con un monton de carteles de “bikers welcome” y es que si te sobra una semana y no sabes donde irte con la moto, Albania es el lugar!

Quiero entrar a Macedonia por el parque natural Galičica; en google maps se ven dos lagos y una carretera revirada que los une que tiene buena pinta. Mi plan es llegar a media tarde a Ohrid, patrimonio de la humanidad y con una zona antigua muy fotogénica. Pero los planes no siempre salen como uno espera y la entrada a Macedonia se me complica por no llevar impresa la carta verde. Lo pruebo en la frontera que quería pasar y pese a enseñarles el pdf en el movil, me dicen que no. Voy a probar suerte en la otra frontera, total esa tambien cruza el parque. Mismo procedimiento, mismo resultado. Me queda otra frontera algo más lejos, donde a malas puedo comprar un seguro para Macedonia, o tambien puedo acercarme a Pogradec, a 5 minutos de la frontera, e intentar imprimir la carta verde como debía haber hecho antes de salir de Barcelona.

Con la carta impresa y tras una cola que no había hace 20 minutos consigo entrar finalmente a Macedonia! Si le meto gas y me salto los monasterios del parque llego a ver Ohrid con luz. Esta misma afirmación la he hecho tantas otras veces y siempre me ha pasado lo mismo, que ni veo unas cosas ni las otras. Llego a Ohrid antes de las 18h, con lo que me queda una hora de luz, tiempo más que suficiente para ver el casco histórico y sacar alguna foto chula, pero el host del apartamento que he reservado no está (le he cambiado la hora de llegada 3 veces con los problemas en la frontera) y no llega hasta las 18:20h. Además es de los host buenos, de los que se preocupa por lo que quieres ver y te intenta ayudar con un mapa y todo tipo de indicaciones. Al final me quedo sin haber visto los monasterios, sin duchar por intentar ver algo y sin haber visto apenas nada con algo de luz. Tocará hacer turismo mañana antes de salir.

 

Parque nacional del Abeto de Hotova

Origen: Ksamil (09:00h)           
Destino: Përmet (18:28h) 
Km: 231.1         Tiempo: 5:58            Consumo: 6.6l/100km    
Alojamiento: Nako Guest House & Restaurant 15 EUR

Sin un objetivo muy definido en este viaje, la idea de hoy era ver Gjirokastër y dormir cerca de Macedonia para poder hacer el salto mañana. Habia ideado la ruta intentando pillar parte del TET y añadiendo pistas por mi cuenta sin tener claro el estado. El plan era llegar a Korçë pero como no tenía claro ni la ruta final ni el estado de las pistas tenía varias paradas antes previstas.

Empezamos mal y es que lo que había previsto que sería una parada corta para cuatro fotos facilmente realizable aun vestido de moto (mallas, rodilleras, botas, etc.) en Gjirokastër daba en realidad para mucho más. O igual no, pero esta claro que la indumentaria no ayuda. Gjirokastër, patrimonio de la humanidad, esta coronada por un castillo que junto con las villas que lo rodean bien vale la visita. El problema es que para subir al castillo se ha de dejar la moto bastante abajo y eso no lo tenía previsto. Doy una vuelta por el casco antiguo y me quedo con las ganas de haberle dedicado más tiempo. Igual ayer, en lugar de dormir en la costa podia haber llegado hasta aquí y haberle dedicado un par de horas con ropa cómoda, que bien parece que se lo merece.

A partir de aquí empieza mi batería de tracks posibles; a ver que depara el destino… El primero es un fiasco. La idea era hacer un rodeo por pistas de unos 40Km cuando por carretera son 10Km que me llevaran a las cascadas de Ujëvara y Peshturës. Empieza bien, una carretera pequeñita que se transforma en una pista con un precipicio importante a la izquierda. Al llegar a Progonat ves que la cosa no va bien: la pista que se ha ido aplanando y tenía buen firme se convierte en una trialera de roca suelta con una pendiente potente. Los tres habitantes de Progonat me miran con cara de ÿa está, otro tonto que se ha metido por donde no toca”. Y es la verdad! Mira que me cuesta dar media vuelta, pero me parece muy duro para el primer día de offroad con lo que me doy la vuelta y voy a buscar la via fácil.

20190912-permet-167

El dar media vuelta me ha comido la moral y encima unas nubes negras amenazan con dejarme empapado. Eso y un par de derrapadas con el suelo mojado que he salvado de milagro hacen replantearme lo que queda de día. Y si pillo carretera y me planto en Korçë y mañana será otro día? Va, prueba un poquito más de pista y a ver que tal. Y con esa idea me meto en el Parque nacional del Abeto de Hotova que he visto fotos chulas. Y no podía empezar mejor! Pistas rápidas, de piedra suelta, sin precipicios ni cosas que me asusten demasiado. Encantado hago los primeros 20km hasta lo alto del parque. Si sigue así, habré acertado de pleno! Pero para que hablaré! Los siguientes 45km son un infierno! La piedra y el suelo compacto ha dejado paso a una arenilla caliza que con las lluvias que han caigo antes han creado barrizales justo cuando el barranco esta más alto. Además, el cielo se ha enegrecido a un ritmo impresionante y los primeros truenos rompen el silencio del bosque. Hagámos un trato Albania, tu aguantas la lluvia hasta las 18h y yo te hago buena prensa, deal? Tardo algo más de dos horas en hacer esos 45km, la pista vuelve a parecerse a la del principio y el cielo ha aguantado. 17:52h a la altura de las aguas termales en las que pensaba darme un bañito hoy acaba la pista y empieza el asfalto, tambien caen las primeras gotas. Veamos si encuentro hotel seco, pero ahora ya puede llover, has cumplido tu parte del trato Albania!

Que diferente es esta Albania de la de la costa. Përmet es una pequeñita, más bien un pueblo mediano. Encuentro una buena habitación a un mejor precio, ceno copiosamente por menos de 6€ y aprovecho la linda noche que ha quedado para dar un paseo por la concurrida plaza del pueblo. Esta Albania me gusta!