Split

Origen: Sarajevo (11:44h)           
Destino: Split (18:14h) 
Km: 265.4         Tiempo: 4:33     Consumo: 4.6 l/100Km
Alojamiento: Central Luxury Rooms Izidor 57,80 EUR

Después de una visita rápida al centro de Sarajevo para verlo de día pongo a Croacia. Solucionados los problemas con el GPS intentaremos que la ruta sea algo más divertida que ayer. No es difícil, Bosnia, sin grandes alturas, es bien montañosa y las carreteras en general están en un estado más que decente para disfrutar del día. 

No me resigno a irme de Bosnia sin hacer alguna pista, así que cuando veo una que se adentra en las montañas a mi derecha y compruebo por el GPS que va a parar a la misma carretera por la que he de ir, no lo dudo y me meto por ella. No llevaba ni dos kilómetros de pista cuando, después de parar a echar una foto, veo que las pinzas de freno delantero no están sucias como el resto de la horquilla si no que tienen un brillo sospechoso. He reventado la horquilla y ambas barras regaliman aceite cayendo directamente en la pinza de freno. Ante este panorama, me doy media vuelta y vuelvo al asfalto intentando utilizar el freno delantero lo menos posible. 

20180917_144232

Cuando aún creía que me faltaba un buen rato para entrar en Croacia, es tomar una curva y encontrarme de lleno en la frontera. Me faltan dos horas hasta Split y (creo) hay un ferry que sale a las 20h; si pillo la autopista llego al ferry y dado el estado del tren delantero no es un mal plan. He leído muy malas críticas de los ferrys croatas hacia Italia así que la idea es pillar cabina que total son 20€ más. Cómo no estoy seguro de poderla pillar si compro el billete en ventanilla a última hora y luego hacer el upgrade en el mismo barco es bastante más caro (o así fue en el de Bari – Igoumenitsa) paro en un área de servicio para comprarlo por internet. Listo! Espera! Que la confirmación del billete dice que es para mañana martes! He puesto en el buscador la fecha de hoy, estoy seguro! Pues hoy no hay ferry desde Split y la web me ha dado el del martes y yo he confirmado sin mirar. El lunes es desde Dubrovnic. No hay otra, pasaremos un día en Split, pero si lo llego a saber no pillo la autopista.

20180918_190646

Split está llena de turistas y eso se nota en los precios y en lo agobiante que puede resultar pasear por los alrededores del palacio Diocleciano, el centro histórico. Aún así, perderse por sus callejuelas o sentarse a leer un rato en los escalones del palacio es altamente recomendable.