Georgia

Origen: Everán (09:48h)           
Destino: Tiblisi (19:25h)
Km: 300.5         Tiempo: 5:40     Consumo: 4.5 l/100Km
Alojamiento: Art Boutique Hotel 78 EUR

El viento que apenas me ha dejado dormir ha cesado al salir el sol, dejando un dia tremendo para ir en moto. La idea es dormir en Georgia, en la capital, despues de visitar los monasterios de SanahinHaghpat ambos patrimonio de la humanidad.

Me cuesta pillar ritmo y cualquier excusa es buena para parar un rato. La carretera transcurre entre campos de trigo ya recogido hasta que de pronto un coche de policia cruzado me indica que está cortada. Es raro ya que al único que no deja pasar es a mi, los locales siguen sin apenas detenerse. Cuando ya tenía la nueva ruta calculada, el policia se apiada de mi y me deja pasar. El resultado no podia ser mejor, una carretera de curvas con asfalto totalmente nuevo que se adentra en las montañas y que despues del primer poblado apenas tiene trafico! El paisaje ha cambiado completamente y los campos han dejado paso un precioso bosque; bueno, igual no tan precioso, pero despues de los días donde el paisaje era más bien arido se agradece ver algo de verde.

Me preocupa que la carretera esté en obras y al final llegue a un trozo malo, pero en lugar de eso llego sin problemas a Sanahin. Descarto el camino indicado por el GPS y google, una pista de piedra suelta con una pendiente inicial brutal, y sigo las indicaciones hasta el monasterio.  Sanahin es un complejo monástico medieval fundado en el siglo X  y un poco anterior a su vecino Haghpat. Ambos son similares y, aunque sin nada remarcable, vale la pena la visita.

Salgo rumbo a Tiblisi con la idea de parar en la frontera y aprovechar los últimos datos que me quedan en la SIM armenia para buscar donde dormir pero no hay suerte y no me da tiempo a reservar. A ciegas llego a Tiblisi, apurando las últimas luces y empieza la odisea de buscar donde dormir. Cuando voy en moto no me gusta entrar a grandes ciudades si no lo tengo previsto antes, mucho tráfico, dificultad de encontrar alojamiento decente, me estresa! y Tiblisi me ha recordado el porqué. Después de varios  intentos fallidos, con la sudada de haber tenido que dar la vuelta varias veces a Paraguaçu en pendientes adoquinadas empujando marcha atras, encuentro un hotel con disponibilidad. Me parece carísimo, pero no quiero buscar más. Vaya, cuando ya he descargado todo me dicen que sólo efectivo! Grrrr, si por algo no me gustan las grandes ciudades!

 

De vuelta al monte Ararat​​

Origen: Gyumru (08:57h)           
Destino: Everán (17:51h)
Km: 318.3         Tiempo: 4:53     Consumo: 4.6 l/100Km
Alojamiento: Caucasus Hotel 1800 AMD

Armenia fue el primer país en adoptar el cristianismo, ahí por el año 301. Su pueblo es descendiente directo de Noé y su simbolo más emblemático y que perdieron con el tratado de Kars es el monte Ararat. A sus pies se instala un monasterio del siglo IV, el de Khor Virap, que es, probablemente, la postal más típica de Armenia. Así que hasta ahí voy hoy.

20180902_120035

Salgo con la reserva a puntito de entrar y descubro que en todas las gasolineras que pregunto no se puede pagar con tarjeta y ayer, tonto de mi, saqué el efectivo justo para pagar el seguro y poco más. De salida en mi ruta veo un cajero así que por si acaso pillo algo de efectivo. Pero como buen huevón que soy, no lo uso y sigo con la convinción de que alguna gasolinera podré pagar con tarjeta más adelante. De repente, un cartel marca un desvio hacía Ani. Con lo que me gustó Ani, estaría bien ver como es des del lado armenio. Mirando el mapa el desvío no debe suponer un problema para la poca gasolina que me queda pero los carteles no siempre dicen la verdad y despues de 30km vuelve a haber otro cartel marcando otros 20km más hasta Ani; segun el GPS me quedan 30Km hasta la siguiente gasolinera y segun Paraguaçu 28Km de autonomía: no la hago! Descartando el desvío a Ani, pongo rumbo a la gasolinera, pero la carretera se complica por momentos; después de atravesar un pueblo con las calles sin asfaltar y en muy mal estado, empiezo una carretera secundaria donde el asfalto va desapareciendo por momentos y casi que sería mejor que hubiera desaparecido del todo enlugar de dejar esas clapas. Una vez más, no la hago! Con esta autonomía no me atrevo a meterme por aquí ya que mi consumo aquí suele ser mayor al ir en marchas más cortas. Me doy media vuelta hasta el primer desvio, ahí habia una gasolinera. Con el indicador a cero, llego a la “gasolinera” y resulta ser solo de gas. La más proxima con gasolina está en Gyumru! Por la carretera más corta son 18Km y Paraguaçu dice que de autonomía cero patatero, pero no hay otra! Por suerte el cálculo es conservador y consigo hacer casi los 18Km; aprovechando la bajada, sólo he de empujar los últimos 10 metros hasta la gasolinera. Una hora y media después, he vuelto al punto de salida!

Con las prisas por recuperar el tiempo perdido pongo rumbo a Echmiadzin que me pilla de camino. Echmiadzin espara los armenios es la ciudad más santa del mundo, sólo después de Jerusalén, donde reside la máxima autoridad de la Iglesia Apostólica Armenia, el Catholicós. Presume de tener la catedral cristiana más antigua del mundo levantada en el año 303 por Tiridates III. Junto a la catedral hay otras iglesias dignas de visita cómo la iglésia de Santa Hripsime o la de Santa Gayané.

Después de una parada en el templo de Zvartnots pongo rumbo, por fin, al mayor atractivo del día: Khor Virap. De nuevo, no lo he planificado bien: llego a media tarde, con el sol cayendo como suele hacer por el oeste, con lo que voy a pillar un contraluz importante si quiero fotografiar el monasterio con el monte a sus espaldas. Para ponerlo más dificil, una neblina própia del calor hace que la visibilidad del volcan sea casi nula. La postal que vine buscando va a ser que no la voy a encontrar. En su lugar me encuentro una boda en la pequeña capilla que me dejan otras postales.

Despues visitar tantas iglesias con el traje de moto, necesito un baño refrescante. Aprovechando las ventajas del cambio, encuentro un hotelazo a las afueras de Everán con bar en la piscina; ahí vamos! Mi gozo en un pozo, justo hacer el check-in se levanta una ventolera que hace imposible el baño y disfrutar del atardecer con una cervecita en la tumbona.

 

Armenia​​

Origen: Kars (10:12h)           
Destino: Gyumru (20:10h)
Km: 339.6         Tiempo: 5:37     Consumo: 4.7 l/100Km
Alojamiento: Hotel Berlin Art 18900 AMD

Los planes han cambiado mucho: lo que iba a ser Grecia pasó a incluir Turquía y ahora Armenia y por ende Georgia. Los turcos y armenios comparten muchos kilómetros de frontera, pero hasta ahora no tienen ningun paso abierto, si bien estan en negociociones para reabrir el de Tuluzma. Por este motivo, para llegar a Armenia o bien se entra por Iran (me acabo de enterar que el visado se saca en la misma frontera!) o bien por Georgia como haré yo.

El paso a Georgia más próximo entre los tres países viniendo de Turquía es el de Türkgözü, a traves de las montañas. La carretera es preciosa, esta en buen estado y hace un fresquito ideal para rodar. La salida de Turquía es rápida: pasaporte, permiso de circulación, de conducir y carta verde. Para entrar en Georgia, igual, pero sin carta verde y pagando una tasa por Paraguaçu de 20 GEL por 15 días (período mínimo) que puedes pagar con tarjeta sin problemas.

Ya en Grorgia pongo rumbo sureste hacia Armenia pero hay que optimizar la ruta para los pocos días que tengo hasta que pille el ferry en Batumi y por el camino paro en la fortaleza de Khertvisi del siglo XIV. He oido hablar mjuy mal de las carreteras georgianas, pero la verdad que hasta ahora no estan tan mal, eso sí, conducen bastante mal y es curioso ver lo destrozados que estan la mayoría de coches o encontrarte bastantes con el volante a la derecha (aunque se conduce por la derecha); no se donde leí que importan coches accidentados y que los reparan lo justo para circular.

Mientras me planteo si igual no es algo justo de tiempo entrar a Armenia y seria mejor dedicar estos días a ver bien Georgia me encuentro casi en la frontera, así que vamos. Aquí descubro que esas habladurias sobre el estado de las carreteras son ciertas: “buracos” enormes que me llevan a Mato Grosso do Sul o al Santander colombiano. Parece como estar en una zona de dubbies y es divertido ver como los coches bailan de un lado al otro de la carretera para esquivarlos.

La salida de Georgia vuelve a ser rápida, no así la entrada a Armenia. Despues de pagar la tasa de importación de Paraguaçu (5600 AMD con tarjeta) hay que sacar seguro obligatorio (4000 AMD sólo en efectivo) y para el seguro te piden un número de telefono local que puedes comprar al mismo agente de seguros (2000 AMD con 1Gb de datos). En la frontera no hay cajeros, pero el mismo tipo al que le pagas la tasa le puedes pedir que te saque dinero. Hazlo todo de una, te ahorras 200 AMD de comisión pero sobretodo media hora de tiempo! Ya que sacas, ten en cuenta que en la mayoría de gasolineras y muchos restaurantes no aceptan tarjetas de crédito.

Apurando los últimos rayos de luz llego a Gyumri. Aprovecho que tengo datos armenios y que aquí booking no está capado como en Turquía para buscar hotel. Me parecen todos carísimos, pero acabo pillando uno muy chulo. Busco un sitio para cenar sin carta en ingles, sólo en armenio y ruso, así que un poco al azar un poco con la ayuda de google translate pillo unos pelmeni y un durum de cordero. Tres países en un día, no esta mal!

 

Armenia

Origen: Espinal (10:29h)           
Destino: Armenia (14:18h) 
Km: 139.7         Tiempo: 3:34     Consumo: 5.2 l/100Km
Alojamiento: Hotel Palma Viva 45000 COP

Es curioso el tema de las distancias en Sudamérica. El objetivo de hoy era Armenia con la idea de bajar luego a Cali y volver de nuevo al eje cafetero. Son sólo 140 km según google pero me lo estima en 4 horas.  Dónde está el truco?

Salgo de Espinal y la carretera se convierte rápidamente en una autopista de dos carriles, ancha y rápida. Así es hasta cerca de Ibagué donde se vuelve a una carretera convencional con buenas rectas y no mucho tráfico. Nada presagiaba lo que llegaría a los pocos kilómetros! Y es que la carretera empieza a subir y las curvas empiezan a aparecer. Con ellas viene la lluvia, la niebla y los camiones; cuanto más sube, más de todo! Y es que la ruta 40 es la vía principal de acceso al eje cafetero, y de ahí a Cali, para todos los transportes que vienen de la capital del país.

Trailers y más trailers subiendo a no más de 10 km/h, tomando curvas que necesitan de los dos carriles y en las que se instalan “gorrillas” que dirigen el tráfico. Quedan 80 kilómetros hasta Armenia y no hay ni una sola línea discontinua, con lo que toca adelantar por el interior de las curvas a izquierdas que dejan algo de visibilidad. Hay algunos tramos con obras; están construyendo puentes para hacer la carretera algo más recta y rápida.