SH31

Origen: Kukës (09:15h)           
Destino: Shkoder (18:30h) 
Km: 282.9         Tiempo: 7:28            Consumo: 6.2l/100km    
Alojamiento: Hotel Floga 15 EUR

El plan es llegar a Theth, a las montañas malditas. Lo más rápido sería pillar la SH5 directo a Shkoder, pero lo más rápido nunca ha sido mi objetivo, aunque a veces debería. La idea es ir hacía el sur, por la SH31 y así volver a subir siguiendo el TET.

La SH31 es más revirada que la SH5 pero sigue siendo una carretera, con lo que debería darme para llegar a mi objetivo. Sí, es una carretera, pero sin asfaltar! Y empieza mal, con un precipicio a la derecha. Por suerte el precipicio desaparece pronto, pero el piso no mejora. Es una pista ancha, pero de mucha piedra suelta lo que la hace realmente exigente a nivel físico. Me recuerda en parte al trampolín de la muerte en Colombia, con la diferencia que eso fueron 50km y esto han acabado siendo casi 120km!! Mi felicidad al pisar de nuevo el asfalto, roto y con enormes agujeros que salen de la nada pero asfalto al fin, es enorme. Tanto es así que al pasar por un merendero decido parar y comer de plato, cosa que no suelo hacer en cuando voy en ruta. 

Con la barriga llena, la tarde se afronta de otra manera, así que me siento con fuerzas de seguir el TET en lugar de continuar por asfalto, aunque ya he renunciado a llegar a Theth y me conformo con acercarme lo más posible. Mi gozo en un pozo! Se veía en el GPS pero quise creerque habría una alternativa pero no. El TET cruza un pantano y a no ser que lleves un bote hinchable donde cargar la moto es imposible seguirlo. Me doy media vuelta y voy a buscar la SH5, ains si la hubiera pillado des del principio!!

Con los últimos rayos de luz llego al hotel en Shkoder. Una lástima no haber encontrado un sitio mejor para ver la puesta de sol ya que el cielo tiene unos colores brutales. Mañana finalmente, las montañas malditas!