Atascado en las dunas de Merzouga

La idea era hacer dos noches en Merzouga, bueno en Hassilabied, y ya van cuatro, pero mañana me voy, en serio! La verdad que no es un mal sitio para pasar los días, la temperatura es ideal, el hotel te hace sentirte cómodo, puedes conseguir cerveza en el bar de un catalán y las dunas son hipnóticas.

Y a las dunas que nos fuimos! Durante el primer desayuno Javi (el del ferry) se ofreció a venirse conmigo y enseñarme algunos trucos. La verdad que no tenía ninguna intención de meterme en las dunas con mis pocas manos y una moto tan gorda pero le bajamos la presión de las ruedas y para el Erg Chebbi que nos metimos a comer arena. No es sencillo, pero después de un rato le vas cogiendo el punto y soy capaz de subir alguna duna pequeña sin quedarme clavado. Visto el relativo éxito, Javi me propone recorrer el rio de arena que cruza el erg pero esto ya son palabras mayores! El truco esta en echar bien el peso atrás y llevar la inercia necesaria. El problema es mi forma física: a la que relajo un poco la posición se me va el peso adelante y la rueda tiembla sin dirección sacándome por orejas. La primera vez me llevo un golpe en el costado y muslo izquierdo. La segunda pico de cabeza y con el muslo derecho. Y solo llevamos 10 minutos de lo que va a ser algo más de una hora!! Creo que mejor dejarlo y salirse del erg hacia pistas más duras en las que voy más tranquilo.

Cerca de Merzouga hay varios cosas curiosas que ver: la cárcel portuguesa (Gara Medouar) y un compendio de edificaciones con proyección astral obra de Hannsjörg Voth: la escalera celeste, la ciudad de Orión y la esprial aurea. Todo esta relativamente cerca, da para hacerlo en una excursión de un día, así que este es mi objetivo para el segundo día. Subo ruedas y cojo carretera hacia Jorf pero al llegar a Risani llevo la rueda delante bajísima de nuevo. Ya he visto el problema: el primer día pegué un llantazo y tengo aboyada la llanta y por ahí pierde aire. Me doy media vuelta en busca de un taller en Merzouga donde mirar de reparar la llanta o bien poner una cámara que me permita rodar con tranquilidad. Ya he hecho el día!

Tercer día. Hoy sí! Con la rueda reparada retomo rumbo a la llanura de Marha para ver tan inesperadas construcciones. Hay mil tracks que llevan hacía ahí, pero prefiero ir por carretera. Al poco de pasar Jorf pillo uno de los muchos caminos a la derecha que se adentran en la llanura. Es una pista dura con algún tramo con un poco más de arena y un cruce de un rio seco algo más complicado pero que después de los tips del primer día paso sin problema. Las construcciones están rodeadas por una hilera de piedras a modo de zanja y los vigilantes te interceptan rápido con sus motillos en cuanto te ven acercarte para pedirte 150 MAD que vale cruzar la línea de piedras. Había visto videos y me habían parecido un poco una frikada pero la verdad que una vez ahí las construcciones impresionan.

Me ha faltado la cárcel portuguesa, será para mañana o me quedará pendiente para cuando regrese a Marruecos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s